Convento Santa Ana

Asociación de comercio, servicios e industria de Tarazona

El obispo de Tarazona fray Diego de Yepes (1599-1613) fundó y costeó, por encargo de Santa Teresa de Avila, este establecimiento de carmelitas descalzas, al que donó un importante legado de orgebrería y pintura. Las obras comenzaron en 1601, correspondiendo el conjunto al primer tercio del siglo XVII, excepto la portada de la iglesia, que fue rehecha en el siglo XVIII.

El templo es de planta de cruz latina cubierta con bóveda de cañón con lunetos, decorada con yeserías de motivos geométricos y una media naranja en el crucero. Adosadas al lado sur de la iglesia se encuentran las dependencias conventuales, en torno al claustro.