Sin categoría

Casi 100 músicos del Conservatorio Profesional de Tarazona ponen la banda sonora a una tarde de compras

La Asociación de Comercio, Servicios e Industria de Tarazona (ACT) y el Conservatorio Profesional de Música de Tarazona han vuelto a sumar esfuerzos en “MUSICALLE”, un proyecto conjunto que pretende dar valor al centro educativo de la ciudad en el escenario del Centro Comercial Abierto. Fue el jueves 9 de mayo, y casi 100 alumnos de enseñanzas profesionales de música tocaron en cinco puntos diferentes de la ciudad, elegidos por su sonoridad. Todos ellos, contaron con un profesor que guiará a los alumnos en su actuación.

Musicalle tuvo como escenarios cinco ubicaciones del resto de actuaciones: El Patio de la Calle Marrodán, el Rumor del Agua en la Avenida de la Paz, la herradura en la Plaza de San Francisco, la Plaza Goicorrotea y el Paseo de la Constitución en su cruce con la calle Marrodán. En ellos, se pudo disfrutar de la música del violín, el piano, la flauta, el saxofón o el oboe… En dúos, tríos, cuartetos, quintetos y hasta octetos… Así, la ciudad se llenó de música barroca, renacentista, romántica o del Siglo XX gracias a los conciertos que dieron los alumnos.

La iniciativa se puso en marcha hace una década, en 2009, y es una muestra de la colaboración de los emprendedores con la vida social y cultural de Tarazona. En el caso del conservatorio, ha formado a generaciones de músicos de Tarazona y el Moncayo y comarcas cercanas. Actualmente, cuenta con 220 alumnos matriculados. Abarca varias especialidades, desde los instrumentos de cuerda como violín, viola, violonchelo, guitarra, los de púa, bandurria, mandolina, etc.; los instrumentos de viento como el clarinete, saxofón, fagot, oboe, flauta travesera, trompa, trompeta y trombón; la percusión y el piano, que es lo que más demanda tiene…

Artículos relacionados