Varios
/

Patricia Ruiz Parra

Dirección
Calle Teresa Cajal 4, escalera 1, 2º-Izq.
Teléfono

Algo sobre mí…
Desde el primer día que trabajé como docente de la danza, supe que quería continuar mi formación transmitiendo lo que para mí es el arte de la expresión y del cuerpo. Terminé mis estudios de psicología y empecé a enfocar el aprendizaje adquirido en la carrera, al sector de la danza, combinando la inseparable asociación del desarrollo cuerpo-mente.
Mis estudios de danza se han centrado sobre todo en la danza clásica, el contemporáneo y el flamenco. La psicología del desarrollo siempre ha estado presente en mi formación en danza, tanto por la capacidad de la danza para ofrecer valores al desarrollo humano, como por la capacidad terapéutica, de expresión y autoconocimiento que aporta.
Tarazona y yo…
En Octubre de 2019, cuando llegué a Tarazona, hice lo que toda bailarina hace cuando se muda a una ciudad diferente; buscar un espacio en el que poder continuar bailando de forma profesional. Y al no encontrar lo que buscaba, decidí lanzarme a la aventura de promoverlo. Con la idea de enseñar danza a niños y adultos, me encontré con “Espacio Atarazana”, una sala amplia con posibilidades de movimiento y creación en pleno centro de Tarazona. Además Katia González, la creadora de este espacio co-working, acababa de abrirlo, así que prácticamente empezamos juntas.
Elaboré un proyecto en el que concluyo que la danza forma parte del desarrollo del ser humano, como expresión, cultura, salud, y por supuesto generadora de valores a largo plazo como la disciplina, la capacidad de esfuerzo y superación, la constancia y la autoestima. Todo el mundo puede beneficiarse de estos valores, pero especialmente, en la infancia, la etapa del desarrollo en las que el aprendizaje moldea y configura nuestro cuerpo y nuestra mente.
Emprendemos en “Espacio Atarazana”…
En Noviembre de 2019 ofrecí unas clases gratuitas para que niños y sus progenitores pudieran ver la clase de danza y mi forma de enfocar la enseñanza en función de la edad, capacidades, experiencia y necesidades del grupo. Mi lema es que un buen profesor se adapta a las necesidades del alumno para hacerlo crecer en cualquier disciplina, y eso requiere observar y conocer muy bien a tus alumnos.
Conseguimos formar dos grupos; uno de pre danza, orientado a preparar el cuerpo y conceptos necesarios para bailar (como la utilización del espacio, la musicalidad, las direcciones…) de 3-6 años, y otro de danza clásica, orientado a comenzar a trabajar la posición corporal, la expresión artística y conceptos algo más complejos de base constructiva para la formación continua en danza, de 7-12 años aprox.
Los dos grupos reciben clases dos días a la semana. Lo más satisfactorio de trabajar con niñ@s, es observar la evolución, desde qué punto comienzan y lo que logran cada día.
Llegaron más clases…
Pude abrir un grupo de adultos, que bailaban sevillanas desde hace alce algunos años. Me encantó encontrar en esta zona tan norteña, a personas con interés en una danza tan popular en la cultura andaluza. Así abrí otro grupo de danza, esta vez de sevillanas para adultos. En estas clases, una vez a la semana durante dos intensas horas, trabajamos la coordinación de brazos y
pies, la interacción con la pareja, que en este baile es fundamental, algunos aspectos técnicos de colocación, y sobre todo lo pasamos muy bien compartiendo un ambiente lleno de música popular y danza.
Para estas clases tuve que buscar un espacio con características diferentes, como el suelo, ya que se baila con zapato de tacón, o zapatos de flamenco. Encontré este espacio en Grisel, y gracias a su alcalde, Javier Martínez, se habilitó una sala con gran espacio, espejos y barra, para emprender las clases de sevillanas, y las de ballet de segundo año que empezaron en septiembre de 2020.
En noviembre de 2019, comencé a trabajar con el Club de patinaje de Tarazona en el polideportivo, con el objetivo de aumentar su expresión corporal y embellecer las posturas y los movimientos del patinaje, y así poder enfocar el trabajo del club a las competiciones.
Resurgiremos y continuaremos trayendo danza a Tarazona…
Marzo de 2020 nos trajo un duro golpe al sector de la danza y la cultura, entre otros, y por responsabilidad y sentido común en el que prima la salud, tuvimos que paralizar las clases. Durante estos meses continuamos on-line, aunque sobra decir que no es tan productivo como las clases presenciales.
A partir de septiembre, con algo más de aprendizaje sobre esta situación, en Espacio Atarazana y en la sala de Grisel, hemos contado con todas las precauciones y cumplido con todos los protocolos para continuar con danza y cultura seguras, y así esperamos seguir haciéndolo. Y aunque no se hayan podido retomar todas las clases, estoy segura de que así lo haremos, y seremos capaces de creas danza y arte de una forma segura, disfrutar y aprender con grupos reducidos, y no renunciar a una formación en danza en Tarazona.

Amenities not found.